Festival de verano 2015: Día 2

El inicio perfecto de un día: una sencilla meditación en la respiración guiada por Kadam Bridget, que a todos nos hace asentar una profunda experiencia de paz en nuestro corazón. Tras haber hecho el viaje y haber ya encontrado nuestro alojamiento ¡esto es lo lo que mejor sienta!.

Es un día hermoso, claro y soleado aquí en el Distrito de los Lagos y guenla Kunsang comienza su enseñanza sobre La Vasija de Tesoros del Dharma Kadam compartiendo un mensaje de Gueshela:

“Durante estos cinco días ustedes disfrutarán especialmente el precioso néctar del Lamrim Kadam. ¡Qué afortunados son! ¡Que pueda ser como ustedes!”.”

¡Todos nos quedamos atónitos! ¿¡Acaba de decir que Gueshela dijo “Que pueda ser como ustedes”?! Guenla leyó el mensaje una vez más y nos ofreció su análisis. Gueshela está haciéndonos saber que tener la oportunidad de recibir y practicar el Lamrim Kadam de esta manera tan accesible no ha sucedido nunca antes. Nuestras condiciones son mejores que las que Gueshela tenía en el Tíbet. ¡Qué afortunados somos!

Guenla nos animó a contemplar este mensaje a lo largo de todo el día, manteniendo el reconocimiento del Kadam Dharma como un néctar precioso, una vasija de tesoros, una joya. Considerando que tiene el poder de cumplir nuestros deseos más profundos de libertad y felicidad duraderas, desarrollaremos un fuerte deseo de practicarlo y llevarlo profundamente en nuestro corazón.

Durante la clase en la tarde, guenla continuó abundando sobre este tema. Explicó cómo el esfuerzo en nuestra práctica depende de este deseo. Este deseo a su vez depende de la fe, en especial de la fe de confiar que nuestro Guía Espiritual tiene la misma naturaleza que Buda Shakyamuni. Leyó un fragmento de Budismo Moderno: La fe en Buda es nuestra vida espiritual. Puesto que consideramos a nuestro Guía Espiritual como Buda mismo, dijo guenla, la fe en nuestro Guía Espiritual es nuestra vida espiritual e impregna todos los aspectos de la misma.

A la par que caminamos embelesados por los jardines, mientras recordamos las excelentes bondades del venerable Gueshela para con nosotros (nos ha dado los libros, las enseñanzas, los maestros, la sangha, el templo, el Centro Manyhushri, los festivales, el precioso néctar de Lamrim Kadam …) resulta fácil ver cómo la fe en nuestro Guía Espiritual impregna nuestra vida espiritual y sentirse afortunado y bendecido.¡Somos tan afortunados que incluso Gueshela dice que quiere ser como nosotros! ¡Qué afortunados somos!

Ver la galería completa del festival de verano 2015