Hay dos tipos de meditación: la meditación analítica y la meditación de emplazamiento.

Hay dos tipos de meditación: la meditación analítica y la meditación de emplazamiento. La meditación analítica implica contemplar el significado de una instrucción espiritual que hemos escuchado o leído. Al contemplar tales instrucciones profundamente, eventualmente llegamos a una conclusión definitiva o causamos que surja un estado mental virtuoso específico. Este es el objeto de la meditación de emplazamiento. Luego nos concentramos en esta conclusión o estado de ánimo virtuoso durante el mayor tiempo posible para familiarizarnos con ella. Esta concentración en un solo punto es la meditación de emplazamiento.

Venerable Geshe Kelsang Gyatso Rinpoche,
Hay dos tipos de meditación: la meditación analítica y la meditación de emplazamiento.