Afrontar la muerte de mi madre

Steve Grover

La pena me había robado la vida

Entré por primera vez en un centro kadampa poco después de perder a mi madre a causa del cáncer. Estaba enfadada e intensamente triste. Si me quedaba a solas con mis pensamientos durante más de unos minutos, era muy probable que me echara a llorar. Así que intenté llenar mi tiempo para distraerme de mi estado de ánimo omnipresente. Durante el día, trabajaba y hacía ejercicio para estimularme y, por la noche, me tomaba una copa y me fumaba un porro para relajarme frente al televisor. Estas estrategias funcionaban durante un tiempo, hasta que dejaban de hacerlo. La tristeza y la rabia siempre volvían. Necesitaba que algo cambiara.

Encontrar una conexión significativa

Había visto el centro Kadampa, con sus estatuas visibles desde la calle. Un día pasé por allí y cogí un folleto con una lista de los próximos actos. No era budista, así que dudé en entrar. Sin embargo, el cartel de "Todos son bienvenidos" me pareció atractivo, así que me metí en una clase sin saber qué esperar. Me alegro de haberlo hecho.
El maestro habló de la vida real y moderna y compartió enfoques budistas para afrontar nuestras vidas difíciles. Todo era muy cercano: personas reales con problemas reales. Y las perspectivas y estrategias que el maestro compartió sobre cómo abordar estos problemas tenían todo el sentido del mundo. No de una forma mística, de filosofía complicada. Era más bien un planteamiento del tipo "¿cómo afrontar las dificultades de la vida moderna sin estresarse, angustiarse, preocuparse o deprimirse por ellas? ¿Cómo podemos mantenernos felices y en paz cuando el mundo que nos rodea se desmorona?

a broken red heart on the asphalt, a glass heart broken into small pieces, bokeh background --ar 16:9 --v 5.2 Job ID: eb2adece-0779-4e5e-9559-0e093a491e28

Aprender a aceptar lo inevitable

Empecé a comprender que el dolor que sentía no se debía a la muerte de mi madre. El dolor provenía de no aceptar la realidad de que su muerte era un resultado natural, y que no era para castigarme a mí, ni a ninguno de sus seres queridos. Simplemente es lo que ocurre. Al centrarme tanto en cómo me afectaba personalmente su fallecimiento y en mi deseo de que se quedara, me quedé atrapada en una situación dolorosa, creando mis propias crisis de lágrimas. Las perspectivas budistas de la paciencia de aceptar, el apego, la impermanencia y el poder de nuestra propia mente para crear nuestro sufrimiento o felicidad, realmente me motivaron a crear una situación más feliz.

Encontrar un enfoque claro y sencillo para la curación

Siempre me sentía mejor después de escuchar una enseñanza y meditar en el centro. Y me animé a pensar que también podía practicar la meditación por mi cuenta, en casa. Me hice con un ejemplar de El nuevo manual de meditación, lo leí e intenté practicar la meditación por mi cuenta. Al principio me sorprendió la sencillez de las instrucciones y la claridad de las meditaciones. Eso no quiere decir que me resulte fácil evitar que las distracciones se interpongan en mi camino de concentración. Pero la sabiduría de las meditaciones, así como las instrucciones - el cómo hacer de la meditación - todo eso es realmente muy claro y comprensible. Leer el nuevo manual de meditación

Ottowa

La calma interior es una realidad

Pero lo mejor de todo es que he descubierto que estas meditaciones funcionan. Como resultado directo, soy más feliz. Esas formas negativas y dolorosas de pensar y sentir están dejando paso a patrones más tranquilos y claros. Así que ahora, cuando llegan otras situaciones difíciles (trabajo, relaciones, familia, finanzas... ya sabes, la vida moderna) es mucho más fácil navegar por ellas. Resulta que podemos aprender hábitos útiles, como la meditación, y que podemos fortalecer el hábito de la calma interior, incluso frente a todos nuestros problemas modernos.

Steve Grover

Steve atiende Centro de Meditación Kadampa Ottawa
Encuentra un Centro Kadampa cerca de ti.

Share Your Dharma Journey

If you have a personal story about the positive impact of Dharma in your life and would like to share it with the community, please feel free to reach out to us. You can submit your story by emailing it to [email protected]. We look forward to hearing from you and sharing your inspiring journey with others.