Budismo kadampa

El sitio web oficial de la Nueva Tradición Kadampa –
Unión Internacional de Budismo Kadampa
Fundador: Venerable Gueshe Kelsang Gyatso

¿Por qué practicar el tantra?

A menudo se dice que el camino del tantra es superior al del sutra, pero para comprenderlo tenemos que estudiar a fondo los dos senderos o, de lo contrario, no podremos comprobarlo por experiencia propia.

Si no estudiamos el sutra y el tantra con profundidad, no sabremos cómo practicarlos en unión y correremos el riesgo de rechazar uno de los dos.

Las instrucciones del tantra o mantra secreto son el tesoro más valioso de las enseñanzas de Buda. El logro de la iluminación sólo es posible siguiendo el camino del tantra.

¿Por qué no se puede alcanzar la iluminación practicando únicamente el sutra? Existen dos razones principales. La primera es que para alcanzar la iluminación tenemos que lograr los Cuerpos de la Verdad y de la Forma de un Buda.

Aunque en el sutra se muestra de manera general cómo realizar estos dos cuerpos a partir de las etapas del camino de la sabiduría y el método, no se revelan sus causas directas y sustanciales. La causa directa y sustancial del Cuerpo de la Verdad es la luz clara significativa, y la del Cuerpo de la Forma, el cuerpo ilusorio. Estas causas sólo se describen en el mantra secreto.

La segunda razón por la que el camino del sutra no puede conducirnos a la iluminación total es que estas enseñanzas no presentan métodos para eliminar las obstrucciones muy sutiles a la omnisciencia –las apariencias duales sutiles asociadas con las mentes de la apariencia blanca, del rojo creciente y la negra del logro cercano–.

Estas tres mentes se manifiestan cuando nuestros aires internos se disuelven en el canal central durante los procesos del sueño y de la muerte o en las meditaciones de la etapa de consumación.

Aunque estas mentes son sutiles, no dejan de estar contaminadas, porque sus objetos –las apariencias del espacio impregnado de luz blanca, de luz roja y de negra oscuridad– aparecen como si fueran inherentemente existentes.

Estas apariencias de existencia inherente son apariencias duales sutiles y constituyen las obstrucciones muy sutiles a la omnisciencia. Como en las enseñanzas del sutra no se muestra la manera de reconocer las mentes sutiles de la apariencia blanca, del rojo creciente y la negra del logro cercano, los Bodhisatvas del sutra no pueden reconocer las apariencias duales sutiles asociadas con estas mentes y mucho menos eliminarlas.

Por lo general, la apariencia dual de un objeto se produce cuando éste aparece ante la mente junto con su existencia inherente. Esta apariencia se halla presente en todas las mentes de los seres sintientes, excepto en la percepción excelsa de la meditación estabilizada de los Seres Superiores.

La realización directa de la vacuidad con una mente burda no tiene poder suficiente para eliminar las apariencias duales sutiles asociadas con las mentes de la apariencia blanca, del rojo creciente y la negra del logro cercano.

La única manera de suprimirlas es realizando la vacuidad de manera directa con la mente muy sutil de luz clara. Puesto que los métodos para manifestar y utilizar la mente muy sutil de luz clara sólo se describen en el mantra secreto, los que deseen alcanzar la Budeidad necesitan recorrer este camino.

Para más información, véanse Caminos y planos tántricos y La luz clara del gozo.

Zona de Aprendizaje

Zona de aprendizaje

Cómo meditar
Objetos de meditación virtuosos
La postura de meditación
Preparaciones para meditar
La sesión de meditación
Programa para la meditación
Creencias budistas
Qué es la mente
Reencarnación
Karma
Renuncia
Compasión
Acerca de Buda
El nacimiento de Buda
La renuncia de Buda
La ordenación monástica de Buda
La iluminación de Buda
Las enseñanzas de Buda
Más
Glosario de términos budistas
Arte budista
¿Qué es el Dharma?
El Budadharma
La rueda del Dharma
Práctica de Dharma
Centros de Dharma
Publicaciones de Dharma
Introducción al tantra
¿Qué es el tantra?
¿Por qué practicar el tantra?
Tantra auténtico
Las cuatro clases de tantra
El apego y el tantra