Después de viajar más de 6750 millas desde el Taller Kadampa en el KMC de Inglaterra, la estatua de Buda llegó al KMC de Singapur.

Se desembala con mucho cuidado…

… ante los transeúntes de las calles de Singapur, ¡incluso la gente paraba para sacar fotos con sus móviles!

La estatua se protege con cuidado…

… y con la ayuda de una grúa…

…se sube la estatua a la sala de meditación en la primera planta.

La sala de meditación espera la llegada de la estatua de Buda.

La meten con cuidado por la ventana del balcón…

… la estatua llega por fin a la sala de meditación. El próximo paso es pintarla y rellenarla de mantras.