En este momento se están preparando los contratos para realizar los trabajos más importantes en el futuro KMC.

Mientras tanto, nuestros trabajadores y voluntarios están reparando los marcos de las ventanas…

…haciendo gimnasia…

para quitar las capas antiguas de pintura de todas las superficies…

lo que, en sí mismo, es una gran práctica de paciencia…

que revela la belleza original del edificio.

Quitar la pintura es un trabajo duro…

…“¡pero alguien tiene que hacerlo!”

El taller de Alex.

Se ha quitado todo el papel de las paredes del primer piso, han quedado bien limpias…

…¡y también ha quedado un montón de papel!

Vista de la fachada del futuro KMC