Hay diferentes niveles en la práctica de la unión de las dos verdades. Uno corresponde a la práctica de Sutra; el segundo, a la práctica del Tantra de Acción; y el tercero, a la práctica del Alto Yoga Tantra.

En los sutras, Buda explicó con mayor detalle la manera de entender las dos verdades. Primero, él explicó en forma separada la verdad última y la verdad convencional. Luego, la manera de entender la unión de estas dos verdades, y después, cómo entender que la unión de las dos verdades es una naturaleza inseparable.  Estas son más y más sutiles, más y más profundas. Entender la vacuidad en sí misma parece bastante fácil. La verdad convencional sutil, es más difícil. La unión de las dos verdades, que significa entender que la unión de las dos verdades es una naturaleza inseparable, es más sutil, más profundo. Ayer les dije que cuando realizamos la unión de las dos verdades, nuestro entendimiento de la vacuidad es completo.

En el Sutra del corazón se dice:

 “La vacuidad no es otra que la forma; la forma a su vez no es otra que la vacuidad”

Esto indica claramente que estas dos verdades son una naturaleza inseparable. Ayer también les dije que nuestro cuerpo, por ejemplo, es la verdad convencional y que la vacuidad de nuestro cuerpo es la verdad última. ¿Qué es la vacuidad de nuestro cuerpo? Es la mera ausencia de nuestro cuerpo que normalmente vemos. La vacuidad de nuestro cuerpo es la verdad última y el cuerpo mismo es la verdad convencional, pero estas dos verdades son una naturaleza inseparable. No hay otro cuerpo que la vacuidad, y no hay otra vacuidad del cuerpo que el cuerpo.

Esto no es fácil a menos que contemples profundamente y medites continuamente, así, entenderás de manera gradual. Finalmente, entendemos que nuestro cuerpo no existe fuera de la vacuidad. Es solo mero nombre. El cuerpo es solo mero nombre. Este mero nombre y la vacuidad son lo mismo.

Primero podemos estudiar el tema de la vacuidad de manera separada; luego, la verdad convencional, y después, la unión de estas dos verdades las que también están explicadas en muchos otros libros,  especialmente en el capítulo tres de Mahamudra Tantra, titulado ¿Qué es la vacuidad?, así como en Transforma tu vida y en muchos otros libros. Lo escribí en todos estos libros porque pensé que si lo incluía en más libros, más personas lo podrían ver! Esta es nuestra generosidad, nuestro regalo de Dharma porque si solo lo agregamos en un libro, algunos lo verían y otros no; pero si lo añadimos en todos los libros, ¡esto le aparecerá a cualquier persona que reciba cualquier libro!

Esta es nuestra generosidad de sabiduría, distribuyendo sabiduría. Directamente, la gente recibe el libro en sus manos, pero a partir de esto, su sabiduría incrementará cada vez que lo lea. Así, nuestro verdadero regalo es sabiduría. Somos distribuidores de sabiduría. ¡Nuestras editoriales son editoriales de sabiduría! Somos benefactores de sabiduría. ¡Somos destructores de la ignorancia!

Por nuestra parte, no estamos destruyendo a los maternales seres sintientes. Nunca destruimos a los maternales seres sintientes. Nunca nos enfadamos con los maternales seres sintientes. Si realmente nos queremos enfadar, debemos enfadarnos con nuestros engaños, con nuestra ignorancia. Por lo tanto, por estas beneficiosas razones, puedes leer este tema en todos los libros que puedas, ¡en muchos libros!

Entonces, para entender qué significa la verdad convencional, qué significa la verdad última, y la manera en que estas dos son una naturaleza inseparable, primero debemos leer cuidadosamente, o escuchar enseñanzas y leer libros de Dharma. Luego, debemos tratar de entenderlo desde nuestro punto de vista, y experimentar contemplando. Cuando pensamos que lo que dijo Buda es la verdad –que la vacuidad no es otra que la forma, y la forma no es otra que la vacuidad- entendemos: “mi cuerpo no es otro que la vacuidad de mi cuerpo; la vacuidad de mi cuerpo no es otra que mi cuerpo.” Estas dos no están separadas. Son una naturaleza inseparable”. Cuando entendemos y experimentamos esto desde nuestro punto de vista, debemos meditar. Tratamos de mantener este conocimiento sin olvidarlo y contemplar continuamente y meditar hasta que logremos una familiaridad profunda.

Así, gradualmente entenderemos que todo lo que existe está dentro de la vacuidad, no fuera –pero, además no es otro que la vacuidad. En realidad, es la vacuidad en sí misma, la verdad última en sí misma. Es la unión. “Unión” significa que lo que antes eran dos, ahora se convierten en uno, esto es la verdad última en sí misma.

Después, en esta meditación o concentración, para nosotros todas las cosas,  todos los fenómenos, son iguales en la vacuidad. Por lo tanto, en el Sutra perfección de la sabiduría, Buda dijo que la práctica de la unión de las dos verdades se llama “yoga de igualar el samsara y el nirvana”. En el Sutra Perfección de la sabiduría y también en más detalle en el comentario Ambhisamayalankara, él explicó el yoga de igualar el samsara y el nirvana.

Parece imposible –¿Cómo podemos igualar el samsara y el nirvana porque el samsara es la naturaleza del sufrimiento y el nirvana es lo opuesto al samsara? ¿Cómo podemos igualarlos?  Pero el samsara no es otro que la vacuidad y nirvana no es otro que la vacuidad. En la vacuidad estos son iguales. No hay cosas opuestas; estas no existen en la vacuidad. Todo –vacuidad y mero nombre. Mero nombre en sí mismo también no es otro que la vacuidad. Así, en la vacuidad todo se convierte en igual, apacible y cómodo. Es una experiencia sorprendente, una gran experiencia. En los sutras, practicar la unión de las dos verdades se llama “el yoga de igualar el samsara y el nirvana.”